El aceite Native es el elemento indispensable del verano para sublimar una piel bronceada y el producto "cocooning" del invierno para hidratar las pieles secas.
Su tacto sedoso y no graso permite que se utilice para nutrir el cabello.